Foto quizás expresiva del  algarrobo.

Una cantata determinante

El encuentro caminante hace crecer la emoción de pronto y el poeta lo canta.
Se vuelve a plantear la vieja indecidible pregunta de si el arte imita a la naturaleza o si la naturaleza imita el arte. Tenemos que pensar que ni una cosa ni la otra, y que sí ambas cosas, pero no que es un poco de cada una, o que es una pregunta del tipo huevo y gallina, sino que es el tercero excluido entre la opción naturaleza imita arte y la opción arte imita naturaleza.

Share
In time Bio reloj

Cuando el dinero es tiempo. El capitalismo según la película *In time*

El thriller de ciencia ficción *El precio del mañana* perfila clara, destilada y crudamente, el funcionamiento del capitalismo contemporáneo.
El planteo es el siguiente: la ingeniería genética ha logrado detener el envejecimiento a los 25 años y, también, ha logrado introducir un reloj en el cuerpo de cada uno que, a partir de los 25, comienza una cuenta regresiva desde los 365 días a 0 segundos, momento en que morís. La forma de vivir más que 26 años es conseguir tiempo, que se consigue trabajando pues el tiempo, en esa sociedad, es la moneda de cambio.
El capitalismo es ese sistema económicosocial que tiende a una subsunción completa de la vida como trayectoria de valorización.

Share
Un cuento chino - cuento compartido

El sentido, un cuento compartido

La película *Un cuento chino* nos dice que el sentido no está en la realidad sino en la construcción colectiva, que no es un relato verosímil sino una verdad que es verdad porque se la comparte y se la construye. Nos dice que el sentido es un cuento chino, que deja de ser inverosímil, cuando hay con quién compartirlo. “Necesitamos compañía para perdernos sin perdernos del todo, para encontrarnos más allá de los clichés y los estereotipos”, dice A. Fernández-Savater. De los estereotipados clichés de 1982 lo saca a Roberto la compañía de Mari.

Share

El desmadre del Padre

Lo que Potestad muestra, y que no decíamos antes, es que la apropiación de niños no era solo poner lazos familiares aceptados allí donde había padres inaceptables para una sociedad occidental y cristiana. Potestad muestra que imponer filiaciones artificiales allí donde habría habido filiaciones censurables también descuajeringa los lazos sociales. El efecto ‘constructivo’ de la adopción forzada de bebés también destruye.
Potestad nos muestra lo siguiente: un padre puede ser castrador, pero no puede ser raptor. Si es castrador, el sistema familiar queda instituido. Pero si es raptor, la familia queda desmadrada. Potestad muestra la dilución de la potestad en la prepotencia del poder, una prepotencia que puede imponer padres artificiales pero no puede instituir familia y sociedad a su alrededor.

Share