Pablo Hupert

Semblanza profesional de Pablo Hupert

Puesto a esbozar una sinopsis de mi recorrido profesional, salió la semblanza que sigue.

Me formé como historiador en la Universidad de Buenos Aires y paralelamente junto al gran historiador Ignacio Lewkowicz, con quien participé de diversos grupos de estudio y con quien escribí un libro. Actualmente dicto la materia Autoridad y subjetividad, en la que me desempeño como titular, en la Maestría en Psicoanálisis de Familia y Pareja del Instituto Universitario de Salud Mental, así como la materia Historia del Bachillerato Popular Sol del Sur (en el año final del secundario para adultos), del que también soy co-gestor; al mismo tiempo coordino el taller permanente de reflexión e investigación «La autoridad y el vivir juntos en nuestros tiempos». Pero paso a la forma como practico mi oficio.  Es una práctica que llamo historización, o sencillamente historia del presente.

Cuando digo historización, digo las operaciones conceptuales e investigativas necesarias para distinguir un presente de su pasado, para de tal forma poder habitarlo. Es una forma de despejar el peso del pasado sobre los actores del presente, de tal forma que el siempre confuso presente se convierta en una circunstancia habitable para dichos actores (entre los que siempre estamos involucrados).

Esa forma de ejercitar el oficio de historiador la he practicado en distintos campos temáticos y cuestiones. No me he especializado tanto en un área temática como en discernir cambios, cortes temporales que definen nuestra circunstancia (a veces llamada “la época”). En primer lugar, mencionaré los libros publicados en que he podido desplegar esa forma: El Estado posnacional. Más allá de kirchnerismo y antikirchnerismo,[1] El bienestar en la cultura y otras composiciones precarias. Sondeos en la segunda fluidez,[2] Judaísmo líquido. Multiculturalismo y judíos solitarios.[3] Luego los libros inéditos, Esto no es una institución. Astituciones y sus más-allás,[4] La Toma. Agotamiento y fundación de la universidad pública,[5] Que se fueran todos. Ensayo de historia argentina.[6]

Explicitaré un poco más las lecturas historizadoras que venimos pudiendo hacer en esos ensayos. Mi punto de partida ha sido la idea de un cambio de época (la modernidad líquida en términos de Bauman o la fluidez en términos de Lewkowicz) y la tesis madre de Ignacio Lewkowicz de la crisis, en tiempos de capitalismo financiero, de la configuración estatal-nacional de la cultura, de la subjetividad, de lo social, de las políticas. Con la idea de Estado posnacional, pudimos caracterizar un Estado que se adapta a las condiciones de la globalización financiera y altera profundamente tanto su funcionamiento interno como la posición y los efectos que tiene en la configuración de lo social, muy diferentes ya a los típicos del Estado-nación del que siempre hablaron la sociología y la historiografía clásicas. Con la idea de bienestar en la cultura,[7] diferenciamos los efectos subjetivos diferentes en tiempos actuales y tiempos freudianos (cuando la cultura era de “malestar” y represión del placer, a diferencia de hoy, cuando la cultura es de “bienestar” y consumación inmediata de los apetitos). En el mismo libro aparecen otras ideas que he continuado trabajando, como el tiempo fluido, la institución fluida o astitución, la representación fluida o imagen imaginal.[8] Con la idea de judaísmo líquido, se puede diferenciar una judería como la argentina del siglo XX, articulada alrededor de instituciones sociodeportivas, y la dispersión ocurrida desde fines del mismo siglo con la crisis del Estado-nación argentino, en que las operaciones de identificación de los judíos como tales se dan más bien fuera de instituciones, a través de la infósfera o del consumo; estas nuevas vías de identificación, producen, sin embargo, una identidad precaria, líquida.[9] La idea de astitución permite comprender las peculiaridades de funcionamiento y de efectos de las instituciones fluidas, como por ejemplo su sometimiento a la máxima de reinventarse o desaparecer en lugar de su tradicional resistencia al cambio y su burocratización, o como por ejemplo sus formas novedosas de interconexión, cada vez menos establecidas por un Estado centralizador y cada vez más tendidas desde cada una, acompañando el ascenso de la llamada governance y la crisis del Estado-nación. Por su parte, la idea de imagen imaginal e imaginalización hace una crítica a la crítica de la imagen como mera apariencia y señala un corte entre la imagen representacional y la imaginal, proponiendo un abordaje semiótico de la tan mundialmente mentada crisis de representación de instituciones, partidos y personas.[10] Finalmente, las exploraciones del problema de la autoridad en la materia[11] y el taller[12] mencionados vienen dando lugar a la hipótesis de un agotamiento de la autoridad y de la conformación de un orden como el contemporáneo, donde la autoridad no es indispensable y por eso la hallamos endémicamente en crisis a todo nivel, desde el gubernamental hasta el familiar pasando por el escolar.[13]

Este recorrido por las discontinuidades que delimitan lo actual de nuestra época está dando lugar a dos espacios o proyectos distintos donde estos ‘diagnósticos’, estas lecturas pueden articularse. Una es el proyecto del libro La segunda fluidez: reconfiguraciones neoliberales de lo social y lo subjetivo, ya en estado avanzado de escritura. Otra, más incipiente, es la coordinación de un área de historia del presente en un espacio de formación universitario a partir de 2020.

No debo dejar de indicar que todas estas lecturas incluyen o más bien parten de un problema subjetivo: la dificultad para habitar una circunstancia, para reunir los cuerpos con su potencia -y el deseo de hacerlo. De tal modo, la pregunta por lo específico del presente va siempre acompañada –o parte de– la pregunta por las vías de subjetivación y composición en nuestra circunstancia. Es lo que en el ensayo sobre las astituciones denominamos “más-allás” y en aquél sobre el judaísmo líquido, “rumbo ético”; así como hablamos de “trama consecuente” en uno de los capítulos[14] de La segunda fluidez…

 

Creo que he dicho suficiente para semblantearme. Espero no haberte aburrido con ello y que mi trabajo pueda contribuir de alguna manera al espacio en que andas.

 

Cordialmente,

Pablo Hupert

PD: podés ver mi CV completo aquí.


[1] Buenos Aires: Pie de los Hechos, 2011. Reedición en 2015, ampliada, por Autonomía-Pie de los Hechos. Más información en http://elestadoposnacionallibro.blogspot.com.ar.

[2] Buenos Aires: Pie de los Hechos, 2012. Reedición en 2016, ampliada, por Pie de los Hechos. Más información en http://www.pablohupert.com.ar/index.php/el-bienestar-en-la-cultura-y-mas-composiciones-precarias/.

[3] Buenos Aires: Biblos, 2014. Más información http://www.pablohupert.com.ar/index.php/libros/libro-judaismo-liquido/.

[4] En preparación para su publicación en Buenos Aires por la editorial «90 Intervenciones». Texto disponible en http://www.pablohupert.com.ar/index.php/astituciones-y-sus-mas-allas-i-estrategia/.

[5] En coautoría con Ignacio Lewkowicz y Andrés Pezzola, concluido en 2002. En preparación para su publicación en Buenos Aires por la editorial «90 Intervenciones».

[6] Un capítulo en http://www.pablohupert.com.ar/index.php/mayo-de-1810-visto-luego-de-diciembre-de-2001/.

[7] http://www.pablohupert.com.ar/index.php/el-bienestar-en-la-cultura/.

[8] http://www.pablohupert.com.ar/index.php/tag/imagen/.

[9] http://www.pablohupert.com.ar/index.php/notas-por-el-memorandum-sobre-el-caso-amia/.

[10] www.pablohupert.com.ar/index.php/que-es-una-imagen-si-no-es-representacionwww.pablohupert.com.ar/index.php/via-representacional-y-via-imaginal-de-separarnos-de-la-inmanencia.

[11] http://www.pablohupert.com.ar/index.php/autoridad-y-subjetividad-pablo-hupert-en-iusam.

[12] http://www.pablohupert.com.ar/index.php/autoridad-y-lazo-en-nuestra-epoca-bis/

[13] http://www.pablohupert.com.ar/index.php/donde-se-expide-el-pasaporte-planteo-sobre-subjetivacion-y-autorizacion.

[14] http://www.pablohupert.com.ar/index.php/contactos-sin-vinculo-un-bosquejo-de-la-vincularidad-fluida.

 

Share