juez y parte

La escena pública posnacional como reconocimiento (y ninguneo) posneoliberal

El Estado posnacional es un Estado raro. Funge como tercero, pero no como Otro.
El Estado posnacional no solo redistribuye recursos económicos sino también sentidos, y lo hace creando una escena pública que no es central ni centralizadora.
Aquí propongo cómo leer sus políticas de ddhh y de reconocimiento de derechos, así como las de ninguneo imaginal de colectivos dosmiluneros.

Share
Malvinas

Posdata a Malvinas: un cuento chino (y no nacional)

Tanto por sus características intrínsecas como por las condiciones epocales, la guerra de Malvinas es nacionalmente irrepresentable.
Esta imposibilidad, ¿es de lamentar? ¿Y si fuera una posibilidad? ¿Y si, como en Un cuento chino, despeja el camino para una verdad colectiva, presentativa, situacional, tanto como le cierra el paso una representación general, opresiva, desconocedora de las potencias reales?

Share
2001-estallido

Mayo de 1810 visto luego de diciembre de 2001

De la década revolucionaria de 1810, lo que más salta a la vista es que, ante los acuciantes problemas que enfrentaba la Revolución –cómo organizarse económicamente, cómo constituirse políticamente, cómo conducirse diplomática y militarmente, etc.–, ninguna de las propuestas alcanza una hegemonía sobre las otras. Ningún centro de poder, de decisión, de organización, de pensamiento deviene el centro global de poder, de decisión, de organización, de pensamiento. Acto seguido nos detendremos en cada uno de algunos de esos ‘centros’ –aunque haríamos bien en llamarlos nodos y/o agenciamientos. En eso consiste este capítulo.

Share

De la infra a la micro. Breve historia de la infrapolítica III

2001 obligaba a aceitar, ampliar y profundizar el esquema. Gestionar lo social sub-representable se había convertido en condición de gobernabilidad. Si no lo hacía el Estado, lo haría esa hormigueante, dispersa y potente infrapolítica, pero no asegurando la gobernabilidad sino desarrollando valores y modos de vida alternativos y disfuncionales –autónomos.

Share

El kirchnerato, sistema de poder posnacional

En términos de Perón, perder un poco para no perder todo.
Estas notas intentan dilucidar cómo Kirchner logró eso: con un sabio equili-brio entre reforma/inflamación verbal y mantenimiento/profundización de la desigualdad recubierto de una imagen de restauración (gradual e infinita, obvia-mente) de lo que Menem y los milicos nos quitaron. El kirchnerato debe enten-derse como la salida creativa y pujante a una aporía que se puede formular así: ni ideología moderna ni mercado radical, sino formateo imaginal.

Share