clic para ver el programa

7 mayo, 2014

La imagen actual como dispositivo – Programa del taller

Actividades pasadas, Fluidez, Problemas

Hay una vulgata muy crítica de la imagen. Solemos creer que la imagen es falsedad, manipulación, bajada de línea. Damos por hecho que la imagen contemporánea (la imagen imaginal) funciona como la imagen moderna (la imagen representacional). No es así.
Imagen indisciplinada, la contemporánea. Aun así, vamos con una tesis: las imágenes imaginales forman un dispositivo que determina el mundo y la vida, las cosas y los hombres, lo social y la experiencia subjetiva.
¿Podemos pensar la proliferación imaginal contemporánea como práctica de engarce entre lo social y lo individual? Esta es la invitación.

Figura-2-Postal-un-Rosh-Hashana-Urbano-donde-mix-es-central-1024x685

7 diciembre, 2012

Una interfaz judía

Adelantos del libro Judaísmo Líquido, Fluidez

La institución sólida se ha desvanecido; en el hueco que quedó, algo toma forma –no sabemos por cuánto tiempo–: la interfaz.
Ha comenzado el siglo XXI y Yok muestra y propone, proactivamente, que el judaísmo no se vive ya de manera sólidamente comunitaria, tampoco necesariamente de manera líquidamente desperdigada y solitaria, sino a través de conexiones contingentes que, como en Internet, dibujan recorridos aleatorios y fugaces que toman significados imaginal, evanescentemente. El Rosh Hashaná Urbano o el Pésaj Urbano se han convertido en interfaces que ocasionan que esas conexiones aleatorias ocurran.

Micropolìticas (Diego Sztulwark)

28 diciembre, 2010

Micropolíticas

Actualidad, Argentina, Fluidez, Política

La micro-política es un deber moral para evitar que cualquier devenir de la macro-política nos joda la vida.
De la polarización se puede decir que “abre pero cierra”. Que retoma binarizando todo aquello que durante la crisis funcionó según el par destitución/apertura. Del antagonismo se puede decir que subsiste como una dinámica de desborde. De allí que el impasse no sea enunciado desde la impotencia sino desde la inquietud.
La hipótesis que propongo es doble: por un lado (a) que, incluso contra toda apariencia, las actuales innovaciones macro-políticas del continente sudamericano encuentran su orientación ética (de modo muy evidente desde hace algo más de dos décadas) en el conjunto de micropolíticas que opera como fondo, base y a veces como causa directa de dichos procesos y que; (b) los gobiernos llamados progresistas (que constituyen un avance notable en muchos sentidos) no asumen con facilidad la productividad irreductiblemente “micro” de estos fenómenos que sin embargo los atraviesan; que tienden a identificar contenido democrático con un mayor presencia del estado en el juego político de intereses constituidos; y que suelen caer en el error de considerar ciertos rasgos autónomos de la infra-política como una rémora de la resistencias pasadas contra el neo-liberalismo antes que como una dimensión esencial del procesos que vivimos.

10 diciembre, 2010

Entre institución y destitución: la astitución

Fluidez

La subjetividad contemporánea es un enigma. Venimos acostumbrados a pensar el sujeto como instituido. ¿Podremos pensar una cultura que produce sujeto sin instituirlo? Lewkowicz nos hizo pensar la desconfiguración de la sociedad sólida. ¿Podremos pensar la reconfiguración fluida de lo social?
Esa dúctil aglutinación, esa formación de elementos recombinables, es la astitución.
La astitución es la condición de la recombinación capitalista.

2 noviembre, 2010

El kirchnerato, sistema de poder posnacional

Actualidad, Argentina, Fluidez

En términos de Perón, perder un poco para no perder todo.
Estas notas intentan dilucidar cómo Kirchner logró eso: con un sabio equili-brio entre reforma/inflamación verbal y mantenimiento/profundización de la desigualdad recubierto de una imagen de restauración (gradual e infinita, obvia-mente) de lo que Menem y los milicos nos quitaron. El kirchnerato debe enten-derse como la salida creativa y pujante a una aporía que se puede formular así: ni ideología moderna ni mercado radical, sino formateo imaginal.

3 agosto, 2010

El desmadre del Padre

Argentina, Fluidez, Pelis teatro y libros

Lo que Potestad muestra, y que no decíamos antes, es que la apropiación de niños no era solo poner lazos familiares aceptados allí donde había padres inaceptables para una sociedad occidental y cristiana. Potestad muestra que imponer filiaciones artificiales allí donde habría habido filiaciones censurables también descuajeringa los lazos sociales. El efecto ‘constructivo’ de la adopción forzada de bebés también destruye.
Potestad nos muestra lo siguiente: un padre puede ser castrador, pero no puede ser raptor. Si es castrador, el sistema familiar queda instituido. Pero si es raptor, la familia queda desmadrada. Potestad muestra la dilución de la potestad en la prepotencia del poder, una prepotencia que puede imponer padres artificiales pero no puede instituir familia y sociedad a su alrededor.