clic para ver el programa

La imagen actual como dispositivo – Programa del taller

Hay una vulgata muy crítica de la imagen. Solemos creer que la imagen es falsedad, manipulación, bajada de línea. Damos por hecho que la imagen contemporánea (la imagen imaginal) funciona como la imagen moderna (la imagen representacional). No es así.
Imagen indisciplinada, la contemporánea. Aun así, vamos con una tesis: las imágenes imaginales forman un dispositivo que determina el mundo y la vida, las cosas y los hombres, lo social y la experiencia subjetiva.
¿Podemos pensar la proliferación imaginal contemporánea como práctica de engarce entre lo social y lo individual? Esta es la invitación.

Share
IL en su estudio, 22/10/2003

Ignacio Lewkowicz: estrategia de pensamiento, estrategia vital

Irnos de la representación de lo que hay para llegar a lo que hay. Como dice Pancho Ferrara, no se trata de irnos de acá, sino de irnos acá. Si a algún viaje nos invitaba Nacho, era al viaje a la situación: vamos hacia acá. Vivamos acá, y no en la representación de acá. Para esta operación, Nacho tenía un verbo claro y oscuro: la llamaba pensar.

¿Cómo aprehender eso no representado que se presenta? Pensándolo, claro. Laburo cuando menos doble: una percepción atenta a lo no-representado, por un lado. Lo buscaba con maestría, Nacho: en una desatención[5] o en una incoherencia[6] en el nivel de la representación; o en el nivel de la presentación en una mutación inadvertida[7] o en un acontecimiento[8] o en un exceso[9], o incluso en una falta.[10] Esta enumeración no agota los caminos que podíamos tomar para alcanzar la presentación, pero ilustra la disponibilidad, la apertura, la atención que Ignacio empeñaba en ese viaje a que nos invitaba, ese viaje que necesitaba hacer para habitar la situación, para ir acá. Y por otro lado, aunque en un mismo movimiento (e incluso antes), el laburo de pensar eso que se presenta y que las representaciones obstaculizan percibir y aprehender.

Share
Malvinas

Posdata a Malvinas: un cuento chino (y no nacional)

Tanto por sus características intrínsecas como por las condiciones epocales, la guerra de Malvinas es nacionalmente irrepresentable.
Esta imposibilidad, ¿es de lamentar? ¿Y si fuera una posibilidad? ¿Y si, como en Un cuento chino, despeja el camino para una verdad colectiva, presentativa, situacional, tanto como le cierra el paso una representación general, opresiva, desconocedora de las potencias reales?

Share
Tren descarrilado

Gobernar trenes sin carriles

Gobernar es gestionar el fondo de dispersión en que estamos suspendidas todas las partículas sociales. Gestionarla mantiene esa tensa suspensión más o menos equilibrada y contenida (junta), pero como ese equilibrio es tenso y precario, cualquier ladrillazo que sacuda la viscosa suspensión produce unos remolinos y turbulencias imprevisibles que es necesario gestionar “con celeridad” para que la materia social retome su contenida y fluyente calma.

Share
floración colectiva

2001: Ni victoria ni derrota. Floración colectiva.

Algunas cuestiones que propongo para pensar 2001 en 2011:
-Pensar la represión posnacional actual, la que hace y deja hacer un Estado que comprobó la ineficacia del estado de sitio para asegurar la gobernabilidad.
-Ver los efectos actuales de 2001 en el Estado y en nosotros.
-El obstáculo de 2001 es su éxito mediático. Aprendamos de los indignados españoles: crear una visibilidad posmediática.

Share