El elemento astituido

La astitución es ese procedimiento por el cual el capital recombinante logra crear elementos que recombinar. Los elementos recombinables son tales que, por un lado, son lo suficientemente consistententes como para poder entrar en conexión con otros si algún proceso de maximización de ganancia (económica o de otro tipo) así lo requiere, y, por otro, son lo suficientemente inconsistentes como para desconfigurarse y reconfigurarse para poder entrar en conexión con otros si algún proceso de maximización de ganancia así lo requiere.

Postal de un Rosh Hashana Urbano de Yok - gaucho judio

Qué es una imagen si no es representación

Me parece más activo, sin embargo, no suponer que los textos se postulan como representación de lo que se hace, sino como algunas de las tantas imágenes de sí mismo que el consumidor judío puede adoptar. Uno más de los tantos motivos identificatorios que Yok -pero deberíamos hablar del mundo imaginal de hoy en general- esparce por ahí.
Una parte fundamental de la operación imaginalizadora de lo judío (digo: la que lo torna imagen, o imaginería) consiste en fragmentarlo, en celularizarlo. Desarticular sus elementos para que cada uno sea tomable aisladamente a gusto del consumidor y combinados con otros, también a gusto del consumidor, para que cada judío haga judaísmo a su manera, para que cada uno haga su propio cóctel.

la hiperestructura, o las funciones superestructurales en ausencia de superestructura

La fuente no es de lo más serio, profundo o prestigioso para citar, pero describe bien lo que venimos señalando[1] de la necesidad de pensar la superestructura en la fluidez. La fluidez, el capitalismo postindustrial, el neoliberalismo no sólo dejaron sin trabajo a la gente sino también sin contención. En otras palabras, la exclusión o marginación económica es también una marginación subjetiva, una orfandad, una vida a la intemperie. Y esto obliga a una pregunta: ¿cómo es que la gente sobrevive? Sabemos que al ser humano no le alcanza cubrir lo meramente biológico para sobrevivir. Dicho a escala social, la función superestructural es un requisito ineludible y hay que ver cómo se cumple cuando no la cumple un Estado.