tapa de Judaísmo líquido

Llegó Judaísmo Líquido

Luego de mucho trabajo de edición y en la editorial, llega por fin a las librerías este intento de ubicarnos en lo judío contemporáneo.
En el intento, hemos encontrado que se puede pensar el consumo como algo más que comprar/vender/publicitar: una forma de relación con la cultura.
El consumo, esa forma de relación, licúa subjetividad, identidad, instituciones. Esto es lo este libro me dejó leer.

segmentacion-de-mercado

El mercado segmentador de humanidad

El desinterés, el actuar desinteresado, no conlleva necesariamente un interés-actuar grupal y mucho menos un conatus colectivo.
No es que los intereses superiores al propio sean improcedentes, no estén justificados, estén tachados de autoritarios o de opresivos ni nada por el estilo, sino que al preguntarle por sus aspiraciones, sólo escuchó la pregunta por sus aspiraciones individuales. No se ve (porque no hay) ningún interés aparte de la individualidad. El egoísmo contemporáneo, entonces, no siempre es un valor; es un supuesto, un dato, una premisa ontológica de esta sociedad, y por eso es que encontramos egoístas generosos como este documentalista, que generosamente regalan su trabajo, su tiempo, su saber, para un video institucional de una institución sin fines de lucro y que, sin embargo, no tienen ni ven ni oyen intereses grupales.

Zemanta Related Posts Thumbnail

Notas a partir del revuelo por el Memorándum acordado con Irán sobre el caso AMIA

Un poco como la economía mundial se globalizó debilitando la capacidad de los Estados nacionales para regular sus economías, así también el terrorismo se mundializó debilitando la capacidad de los Estados nacionales para “proteger” a sus ciudadanos e instituciones.
En la hiperactividad demandante de las instituciones judías y de las fracciones institucionales y de las organizaciones de víctimas del atentado se entrevé la nostalgia por ‘ese país que supo acogernos’. Este Estado, que se proclama como nacional pero que es un Estado posnacional, no puede alojar en trascendencia a las comunidades a las que otorga personería. He aquí otra forma de constatar el agotamiento de la forma institucional de la comunidad.